En el estudio de Mónica (40º41'N-03º40'O), es fácil deslocalizarse, tan sólo tiene un par de ventanas en el techo como único vínculo con el exterior durante horas (y en algunas ocasiones, durante días...). A través de este elemento puede verse un fragmento de cielo, que realmente puede estar en cualquier lugar (sobre todo si no sales durante días...). Se trata de una ventana que da a otros lugares, a un lado estoy en Rivas, a otro...consultare mi cuaderno de viajes.

Si además, nos acercamos lo suficiente como para eludir el contexto interior, podemos salir fuera del 'habitáculo'.

)
)